Células Madre

Son células de reserva que están a la espera de una señal que les diga en qué tipo de célula deben convertirse debido a que tienen la capacidad de originar muchos tipos diferentes de células.

Las Células Madre tienen tres propiedades que son claves:

  1. No son células especializadas.
  2. Pueden renovarse a sí mismas durante periodos prolongados.
  3. Pueden convertirse en células con funciones específicas.

Adicionalmente se las puede clasificar en células madre embrionarias y células madre adultas.

Las Células Madre (CM) se encuentran en todos los organismos multicelulares y se distinguen por dos propiedades fundamentales:

  1. Son autorrenovables, es decir, se multiplican infinitamente y se conservan indiferenciadas.
  2. Producen uno o varios tipos de células diferenciadas (células cutáneas, hepatocitos, miocitos, neuronas entre otros).

Se puede aplicar Terapia con Células Madre en los siguientes casos:

  • Diabetes Miellitus tipo 1 y 2.
  • Pérdida o deficiencia en la vitalidad.
  • Hipertensión.
  • Demencia senil, Parkinson, Alzheimer.
  • Impotencia física, mental, intelectual y sexual.
  • Trastornos neurológicos, depresión, accidente cerebro vascular (derrame cerebral), parálisis facial, aneurismas, malformaciones congénitas neurológicas, parálisis cerebral infantil.
  • Déficit circulatorio en miembros distales (manos, brazos, pies y piernas).
  • Encefalopatía crónica de los niños debida a defectos congénitos o adquiridos.
  • Síndrome de Down, parálisis cerebral infantil, isquemias transitorias en el parto.
  • Síndromes cerebrales degenerativos por afecciones nerviosas.
  • Déficit de atención.
  • Déficit Fisiológico de cualquier órgano.
  • Enfermedades de la boca como gingivitis crónica, periodontitis, problemas con implantes, huesos.
  • Soporte inmune en pacientes de cáncer y VIH.
  • Enfermedades oftalmológicas como glaucoma, desprendimiento de retina, retinopatía diabética.
  • Enfermedades degenerativas de articulaciones y huesos como osteoporosis, artrosis de columna, artrosis de rodilla (gonartrosis), ciática.
  • Fibrosis pulmonar.
  • Problemas gastrointestinales como colitis, úlceras gástricas, etc.
  • Problemas pancreáticos como insuficiencia de enzimas, dispepsia, Diabetes Mellitus, Pancreatitis.
  • Mielo meningocele.
  • Problemas Hepáticos como hepatitis, cirrosis hepática, hígado graso, etc.
  • Enfermedades crónicas de la piel como eczema, psoriasis, infecciones por estafilococos, cándidas.
  • Insuficiencia renal.
  • Arteriosclerosis.
  • Enfermedades alérgicas como asma bronquial y dermatitis atópica.
  • Estados pre-malignos.

Más información en www.bio-terapias.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escríbanos sus comentarios y sugerencias.