Terapia Magnética

terapia magnetica

La Terapia Magnética es un tratamiento por medio de la aplicación de campos magnéticos (imanes) en forma local o general, su uso puede ser curativo o preventivo y se emplea principalmente para aliviar dolores.

La teoría básica es el uso de ondas magnéticas que atraviesan los tejidos, estas llegan a nuestros órganos internos y a nuestro sistema circulatorio, equilibrando la energía general del cuerpo y logrando una activación de las funciones orgánicas naturales de este. La Terapia Magnética tiene la ventaja de ser autoaplicable, no invasiva y sin efectos secundarios. Se ha observado que mediante esta terapia muchas personas encuentran una solución a dolencias que no habían podido sanar por largo tiempo, adicionalmente se logra regular el metabolismo del organismo así como el potencial de hidrógeno (PH).

Entre los principales beneficios se destaca el incremento de la circulación, energizando y oxigenando la sangre, lo que a su vez estimula el proceso natural de sanación del cuerpo.

Su amplio rango de aplicaciones abarca el tratamiento para la artritis, curación de heridas, daños al sistema nervioso, síndrome del túnel carpiano, dolores por fracturas y las tan comunes y molestas jaquecas. Recientemente en las últimas conferencias, se han presentado progresos en el tratamiento de la fibromialgia y en el desorden del déficit atencional, inclusive esta terapia ha sido exitosa tratando los síntomas del estrés, pero por los estudios específicos realizados, no cabe ninguna duda su efectividad para aliviar los dolores.

Efectos producidos por los campos magnéticos:

  • Aumenta el oxígeno en las células.
  • Reduce la retención de líquidos y gases.
  • Estimula y restaura el sueño profundo.
  • Combate la infección y ayuda a la curación biológica.
  • Reduce la inflamación.
  • Normaliza el balance ácido / base (PH).
  • Mitiga y quita el dolor.
  • Promueve la agudeza mental y el razonamiento.
  • Promueve el efecto de tranquilidad.
  • Reduce los depósitos de calcio y grasa en huesos y articulaciones.
  • Tiende a normalizar la presión sanguínea.
  • Ayuda a limpiar el colesterol y/o triglicéridos en arterias y venas.
  • Elimina los excesos de polaridad tendenciosa en el organismo generada por la influencia de las emisiones electromagnéticas de aparatos electrodomésticos (transformadores, TV, cableados, hornos de microondas, celulares, etc.) los cuales emiten solamente polo (+) alterando los niveles de pH y energéticos normales lo cual puede traer y mantener enfermedades sobre todo infecciosas. Al ser estabilizados los niveles de pH, se facilita la actuación de los anticuerpos naturales del organismo (linfocitos) ayudando a que la enfermedad principal sea controlada en su totalidad.

Conozca más sobre la Terapia Magnética en www.bio-terapias.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escríbanos sus comentarios y sugerencias.